librosdescatalogados.com.

librosdescatalogados.com.

Comidas reconfortantes para días lluviosos

Comidas reconfortantes para días lluviosos

Introducción

En días lluviosos, no hay nada mejor que disfrutar de una buena comida reconfortante. Algo que nos caliente el cuerpo y el alma, que nos haga sentir en casa y nos permita disfrutar del tiempo libre sin tener que salir a la calle. En este artículo, vamos a hablar de algunas de las mejores comidas reconfortantes que podemos disfrutar en días lluviosos, desde platos calientes hasta postres deliciosos. Así que ponte cómodo, prepara algo caliente para beber y acompáñanos en este recorrido por el mundo de la comida reconfortante.

Platos principales

Sopa de pollo

No hay nada más reconfortante que una buena sopa de pollo en un día lluvioso. Por supuesto, hay muchas maneras diferentes de hacer una sopa de pollo, pero aquí te dejamos una receta sencilla y deliciosa:
  • 2 pechugas de pollo
  • 1 cebolla
  • 2 zanahorias
  • 2 ramas de apio
  • 1 litro de caldo de pollo
  • Sal y pimienta al gusto
  • Perejil para decorar
1. Corta la cebolla, las zanahorias y el apio en trozos pequeños. 2. Pon a calentar una olla grande con un poco de aceite y añade las verduras. 3. Cocina las verduras a fuego medio hasta que estén tiernas. 4. Añade las pechugas de pollo y el caldo de pollo. 5. Deja que la sopa hierva durante unos 20 minutos, hasta que el pollo esté cocido. 6. Retira las pechugas de pollo de la sopa y desmenúzalas con un tenedor. 7. Vuelve a añadir el pollo desmenuzado a la sopa y cocina a fuego lento durante otros 10 minutos. 8. Sirve la sopa caliente y decora con un poco de perejil.

Macarrones con queso

Si lo que buscas es algo un poco más contundente, los macarrones con queso son una opción perfecta. Aquí te dejamos una receta sencilla y deliciosa:
  • 500 gramos de macarrones
  • 50 gramos de mantequilla
  • 50 gramos de harina
  • 500 ml de leche
  • 200 gramos de queso cheddar rallado
  • Sal y pimienta al gusto
1. Cuece los macarrones en agua con sal hasta que estén al dente. 2. Derrite la mantequilla en una sartén a fuego medio. 3. Añade la harina y mezcla bien hasta que se forme una pasta. 4. Añade la leche poco a poco, mezclando bien para evitar que se formen grumos. 5. Añade el queso rallado y mezcla hasta que se derrita. 6. Mezcla los macarrones cocidos con la salsa de queso. 7. Sirve caliente.

Postres

Crumble de manzana

Para los amantes de los postres, el crumble de manzana es una opción perfecta para disfrutar en días lluviosos. Aquí te dejamos una receta sencilla y deliciosa:
  • 6 manzanas peladas y cortadas en cubos pequeños
  • 100 gramos de azúcar
  • 100 gramos de mantequilla
  • 150 gramos de harina
  • 100 gramos de avena
1. Precalienta el horno a 180 grados C. 2. Mezcla las manzanas con el azúcar y coloca la mezcla en una fuente para horno. 3. Para hacer el crumble, mezcla la mantequilla, la harina y la avena con los dedos hasta que se forme una textura similar a la arena. 4. Espolvorea el crumble sobre las manzanas y presiona ligeramente. 5. Hornea durante unos 40 minutos, o hasta que el crumble esté dorado y las manzanas estén tiernas. 6. Sirve caliente con una bola de helado de vainilla.

Pastel de zanahoria

Si lo que buscas es algo un poco más elaborado, el pastel de zanahoria es una opción deliciosa para disfrutar en días lluviosos. Aquí te dejamos una receta sencilla y deliciosa:
  • 3 huevos
  • 200 gramos de azúcar
  • 200 ml de aceite de girasol
  • 250 gramos de harina
  • 2 cucharaditas de levadura
  • 2 cucharaditas de canela molida
  • 1 cucharadita de jengibre molido
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 200 gramos de zanahoria rallada
  • 100 gramos de nueces picadas
Para el glaseado:
  • 100 gramos de queso crema
  • 50 gramos de mantequilla
  • 200 gramos de azúcar glas
1. Precalienta el horno a 180 grados C. 2. Bate los huevos y el azúcar hasta que la mezcla esté espumosa. 3. Añade el aceite de girasol y sigue batiendo. 4. Mezcla la harina, la levadura, la canela, el jengibre y el bicarbonato sódico en un bol aparte. 5. Añade la mezcla de harina a la mezcla de huevo y azúcar poco a poco, mezclando bien entre cada adición. 6. Añade la zanahoria rallada y las nueces picadas y mezcla bien. 7. Vierte la mezcla en un molde para horno engrasado y hornea durante unos 40 minutos, o hasta que esté dorado y al pinchar con un palillo este salga limpio. 8. Deja enfriar. 9. Para hacer el glaseado, mezcla el queso crema, la mantequilla y el azúcar glas hasta que estén suaves. 10. Cubre el pastel con el glaseado y sirve.

Conclusiones

En resumen, las comidas reconfortantes son una opción perfecta para disfrutar en días lluviosos. Desde una sopa de pollo caliente hasta un delicioso pastel de zanahoria, hay muchas opciones diferentes para elegir. Ya sea que prefieras algo sencillo o algo un poco más elaborado, lo importante es disfrutar de la comida y del tiempo libre sin tener que preocuparte por el mal tiempo. Así que la próxima vez que llueva, prepara algo delicioso y disfruta de un día acogedor en casa.